Blog diario

EL DIEZMO

En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.”

Hechos 20:35

By Pastor Juárez

El dar los diezmos al Señor siempre ha traído algún tipo de conflicto o dudas en los creyentes. La palabra ‘diezmo’ significa ‘la décima parte’. El diezmo fue incluido en la ley de Moisés con el propósito de mantener la tribu de Leví. Dios espera que los cristianos, no solo den parte de lo que poseen; sino que nos demos en una entrega total de todo lo que somos, esto incluye la vida, el tiempo, la familia y por supuesto las posesiones, lo cual incluye el dinero.

La siguiente ilustración nos deja una visión de nuestra mayordomía: La queja más común es contra el alto costo de la vida, y muchas personas se valen de esta excusa para no ofrendar. Pero el hecho es que cuesta más vivir si no ofrendamos. El gobierno espera que seamos liberales en nuestras ofrendas para causas nobles, y de esta manera las contribuciones son menores. No damos para recibir, pero así sucede en la vida: “Echa tu pan sobre las aguas.” La historia de Ananías y Safira es un ejemplo del alto costo de no ofrendar. (Hechos5:1-12). Ellos vendieron una posesión y podían haber ofrendado; pero “sustrajeron parte de su valor” y se pusieron de acuerdo para ser egoístas con sus amigos necesitados. “Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses…?” Ananías y Safira no fueron honrados para con Dios. “Al oír Ananías estas palabras, cayó y expiró.” ¿Cuánto costó a esta pareja el no ser buenos mayordomos? 1. Los privó del gozo de ser amigos liberales. 2. Los privó de su integridad delante de Dios. 3. Perdieron el lugar que ocupaban entre sus amigos cristianos. 4. Les costó su propia vida. Es mucho más barato dar, ¿verdad? — Fred T. Laughton, Jr. Alfredo Lerín. Ilustraciones.

Debemos entregar nuestro corazón a Dios y a su obra, con la esperanza puesta en Dios. Señor enséñanos a experimentar la disciplina de la bondad y la piedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .