Sunday Morning Service

Nuevo Video: El Sermón de la Mañana #73 | Curación de Eneas



31 Entonces las iglesias tenían paz por toda Judea, Galilea y Samaria; y eran edificadas, andando en el temor del Señor, y se acrecentaban fortalecidas por el Espíritu Santo. 32 Aconteció que Pedro, visitando a todos, vino también a los santos que habitaban en Lida. 33 Y halló allí a uno que se llamaba Eneas, que hacía ocho años que estaba en cama, pues era paralítico. 34 Y le dijo Pedro: Eneas, Jesucristo te sana; levántate, y haz tu cama. Y en seguida se levantó. 35 Y le vieron todos los que habitaban en Lida y en Sarón, los cuales se convirtieron al Señor.

Hechos 9:31-35

Notas de sermón:

Pedro llega con sus compañeros a una ciudad llamada LIDA, en su visita a Lida ya había pasado por ciudades de las cuales Cristo había mencionado que había que ir; Judea, Galilea y Samaria, andando cerca de allí fue a visitar a los santos, nombre dado a los creyentes en Cristo.

     Estando allí encontró a un hombre que ya tenía 8 años de estar en la siguiente condición:

 –          Paralítico

–          Imposibilitado

–          Había perdido toda esperanza

–           Sin poder ser curado

 El efecto de este milagro, que causó en la masa de la población de Lida y la llanura de Sarón en rededor se puede atribuir a dos causas: Primera, el hecho de que fue curado ese hombre, como el inválido de la puerta Hermosa en Jerusalén (3:10 y 4: 22), bien conocida víctima del mal incurable; segunda, el hecho de que, cual fruta madura que sólo necesita leve sacudida para que caiga, la gente estaba en su mayoría inclinada favorablemente hacia la verdad.

1.- Eneas perdió la oportunidad:               Hechos 9:33

 La sanidad de Eneas Esta persona representa el estado enfermo de la humanidad. No se puede valer por sí misma, necesita el toque poderoso del evangelio. Algunos ven en esta enfermedad el estado del creyente carnal; vive pero necesita sanidad espiritual. No queremos ser dogmáticos, de modo que simplemente veamos: 1) El carácter del cristianismo Pedro restauró la salud de Eneas mostrando los beneficios del evangelio que había aceptado. Es una expresión misericordiosa de la fuente perpetua del amor de Dios. Claramente muestra de dónde procede el poder: Jesucristo. 2) La misión del mensaje Producir restauración. Cristo vino para buscar y para salvar. El evangelio no crea nuevas facultades, pero restaura el alma al conocimiento de Dios, a la comunión con Dios y a su imagen. 3) El poder del evangelio “Jesucristo te sana”. El poder viene de Jesús. Eneas está verdaderamente enfermo. Durante ocho años el mal le ha dañado y no puede recuperarse. Pero Jesucristo tiene todo el poder (Ef. 1:19–21). 4) La influencia de la verdad Pedro visita terreno pagano. No está seguro de los efectos fuera del terreno judío y samaritano. Pero ahora, lejos de esos lugares, ve cómo “todos los que habitaban en Lida y en Sarón … se convirtieron al Señor” (9:35). b. La resurrección

·        El texto dice que tenía 8 años en ese estado y perdió la oportunidad de ver a Cristo y hablar con Él

2.- Eneas fué sano por Jesucristo:          

 Hechos 9:34  Y le dijo Pedro: Eneas, Jesucristo te sana; levántate, y haz tu cama. Y en seguida se levantó

No sabemos si este hombre era un discípulo, pero lo más probable es que conocía el Evangelio por su reacción a la orden de Pedro que JESUCRISTO lo estaba sanando.

NOTA: Las palabras tienen que ser entendidas para que la persona responda. “No dudo que Eneas se acordó de lo que antes había oído de JESUCRISTO, y de su vida maravillosa y de Su muerte.”

B. De lo que sí podemos estar seguro es que Eneas estaba en una condición deplorable; era un hombre bien enfermo.

NOTA: Un hombre paralítico en aquellos tiempos no podía valerse por sí mismo. No había sillas de rueda como las hay en nuestros días.

Puede ser que por el día lo pusieran a mendigar en la calle, como era tan común con las personas lisiadas que no podían valerse por sí mismo.

Tal vez si era un padre de familia, vivían en la miseria porque el Texto Sagrado dice que tenía ocho años en esa condición.

C. Es en condiciones como ésta, donde uno puede notar cómo es que Dios se interesa hasta por las personas que para otros son tan insignificantes. Pero para Dios todos somos iguales.

        Fue Jesucristo, el mismo Jesucristo sigue teniendo el mismo poder, Jesucristo quiere que usted se levante de su situación

·        Levantarse significa en que su problema está resuelto y que no debe de seguir sin hacer nada.

3.- Eneas ahora es un testimonio para Dios y a  los hombres:   Hechos 9:35

 Como vimos, Eneas llevaba ocho años en cama, y aunque desconocemos las condiciones de la enfermedad que sufría, podemos confiadamente asumir (paralítico)que su sufrimiento fue grande. Si hacemos una comparación entre el sufrimiento de este hombre y el pueblo de Dios de hoy, creo que pronto encontraremos que existen muchos igualmente afectados. Claro ésta en que no les estoy hablando de una enfermedad física, pero si existen muchos dentro del pueblo de Dios que sufren de una parálisis espiritual. ¿Qué causa la parálisis espiritual?

La mayor causa de la parálisis espiritual es la falta de atención a la Palabra de Dios. La mayor causa de la parálisis espiritual es que no queremos hacer caso a las advertencias; mientras más tiempo llevamos en el evangelio, menos queremos escuchar la verdad de Dios. Pero desdichadamente, en ocasiones, a muchos se les olvida el milagro que Él hizo y el que está haciendo en nuestra vida.

Digo que se nos olvida porque con frecuencia dejamos de ser el ejemplo a seguir, dejamos de servirle de la manera que Él busca y desea que le sirvamos. En otras palabras, en ocasiones nosotros mismos le facilitamos la oportunidad al enemigo para paralice nuestro espíritu. Digo esto porque con frecuencia envés de alejarnos de esas cosas que paralizan nuestro crecimiento espiritual, persistimos en ellas. Cosas como amistades y relaciones que bien sabemos no conducen a bien, sino que manchan nuestro testimonio. Ahora pregunto, ¿quiere Dios que hagamos esto? La respuesta es ¡NO! Si le da lo mismo venir a la iglesia para alabar y escuchar la Palabra de Dios que no venir, pero continuá profesando que usted es cristiano, estas paralítico y postrado en tu caminar cristiano.  Una vez que decidimos aceptar a Jesucristo como Señor de nuestras vidas, no pretendamos seguir haciendo nuestros deseos y caprichos, concentrados en los objetivos que nos hemos propuesto en la vida para nuestra “autorealización”, eso sería volver a esa cama de postración, al levantarnos, debemos hacer la cama, y “ya no volver a ella”. Más adelante en el versículo dice: “Y le vieron todos…, los cuales se convirtieron al Señor”. Cuando un paralítico se levanta, no pasa desapercibido. Jesucristo le sanó y esa señal o milagro, hizo que muchas personas se convirtieran a Él.  La vida de ese hombre transformada daba testimonio del autor de dicha transformación: Jesús. Si hemos pasado de la parálisis al movimiento, de la muerte espiritual a la vida, no es para nuestro único provecho, es para que con nuestra vida reflejemos la imagen de aquél que nos salvó: Jesucristo, y le demos la gloria a Él.

Gloria

·        Muchas conversiones… muchas personas vinieron a conocer a Cristo y Su Poder

  • El paralítico que era inútil, ahora se convierte en testimonio para los demás

·        Un milagro en su vida es el medio que Dios usa para impactar también a otros.

Venga a Cristo

No se quede en cama, Dios le ama

No se retire ahora sin Cristo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.