Realidad, Perspectiva Cristiana

By pastor Juárez.

Siempre he pensado que la observación no es lo mismo desde arriba y desde lejos que de abajo y de cerca. Es la manera de situarnos en el espacio y en el tiempo. Es la elección de situarnos. Es esa posición la que permite ver correctamente la sociedad que nos rodea. En su actitud activa el cristianismo se mueve cuando su fe y su vivir toma la personalidad de Jesús. La posición social de Jesús fue muy activa en medio de su realidad social que lo llevó hasta la muerte e hizo grandes cambios al mundo. Será igual nuestro compromiso como cristianos si somos apacibles, ciegos, sordos, mudos ante la problemática social.

“Yo soy la luz del mundo; el que me siga no caminará en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida” – Juan 8:12

Pero, qué es la realidad? La definición nos dice que es aquello que acontece de manera verdadera o cierta, en oposición a lo que pertenece al terreno de la fantasía, la imaginación o la ilusión. Lo real, por lo tanto, es lo que existe efectivamente. Para la ciencia el enfoque del mundo es que somos el producto de una serie de circunstancias impersonales de la naturaleza,  sin ningún propósito real y que podemos salvar al mundo a través de la ecología y la conservación. Para el cristiano impasible somos la creación de Dios (Gn.1:27-28) y que desobedecimos a Dios y pusimos al mundo en maldición (Gn.3) pero ha llegado la redención del hombre a través de Jesucristo por su sangre preciosa (Lucas 19:10) y un día estaremos con El en un estado perfecto (Isaías 65:17-25).

Vemos dos posiciones, la del mundo y la divina, para el cistianismo es la única vida que existe. Hemos estado enseñando un cristianismo introspectivo hacia la iglesia local, nos hemos estado alimentando domingo tras domingo sin enseñar y dar las herramientas a los miembros para que sepan vivir y llevar los principios divinos fuera de las paredes de la iglesia y así convertirse en agentes de cambio, transformadores del lugar donde vayan.

Nuestra vida espiritual ha de hacernos mas efectivos y marcar la diferencia en medio de esa realidad social. Los pueblos se van a transformar cuando la iglesia decida influenciar. Jesús no ama la injusticia, la corrupción o el cohecho. Nos está llevando al lugar donde se toman decisiones que afectarán a nuestros hijos y a nuestra actividad diaria y así dar una respuesta social ahí donde nos encontremos. Sigamos a Cristo Jesús… y tu ya lo aceptaste.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s