HONRANDO A DIOS

Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros

2 Corintios 4:7

By pastor Juárez

El tesoro de la salvación y los resultados que esta produce son gloriosos y divinos. Pero para los portadores de este mensaje son personas débiles, frágiles y mortales. Estas palabras nos ayudan a distinguir entre realidades y reacciones. Son las respuestas a las realidades las que distinguen a un cristiano. Hay una ilustración del papel aluminio que nos puede ayudar: El papel aluminio o papel de aluminio, es sumamente flexible y puede ser doblado o cubrir objetos con mucha facilidad. Es extremadamente maleable y permite numerosos usos en la vida cotidiana, entre las que está la de poder hacer de envoltorio de diversos objetos. Se utiliza también como papel de embalaje para envolver alimentos y así protegerlos, proporcionando un aumento de su vida de consumo. La hoja de papel actúa en estos casos como una barrera contra la luz (que acaba degradando las grasas), los olores, las bacterias, y evitando que se gane o pierda humedad. El papel de aluminio se utiliza también muy ampliamente como aislamiento térmico; en oficinas donde la entrada del sol es muy agresiva, se acostumbra a tapar la ventana con una lámina de madera cubierta con este papel. Si tratamos de quemar un papel de aluminio, veremos que no se quema, porque no contiene carbón, es sólo un elemento químico sin ningún otro ingrediente. Aunque sí se calienta, luego se enfría con facilidad. ¿Se dio cuenta por qué debemos ser como el Papel de Aluminio?

Debemos ser flexibles, adaptables a toda circunstancia. Es importante ser maleables, para que Dios nos utilice. Podemos servir de protección a otros, al aconsejarlos o ayudarlos a seguir en el camino de Dios. Podemos actuar como barrera contra la luz, o brillo del mundo, el materialismo que daña o corrompe a muchas personas. La fortaleza espiritual hará, que no nos destruya ni la oposición ni los problemas que pudieran surgir entre hermanos. Si surge el fuego de un malentendido, nos enfriaremos con rapidez y perdonaremos.

Aunque seamos débiles conservemos ese tesoro que es el Evangelio, para compartirlo, para fortaleza y poder vivir con Jesús.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .