Blog diario

LA ALTURA DE SAUL

Y tenía él un hijo que se llamaba Saúl, joven y hermoso. Entre los hijos de Israel no había otro más hermoso que él; de hombros arriba sobrepasaba a cualquiera del pueblo.”

1º Samuel 9:2

By Pastor Juárez

¿Cómo podríamos medir la grandeza de un hombre? Muchos líderes han sido llamados grandes por su imponente presencia, hombres como estos influyeron profundamente en los que fueron sus súbditos.

Isaac Watts fue autor de muchos himnos que actualmente cantamos en el idioma español. Isaac, en su niñez, era de estatura muy baja; y cuando llegó a adulto no era alto, sino más bien bajo de estatura. En esta época de su vida, la de adulto, escribió en verso el siguiente pensamiento que, traducido en prosa española, dice: “Si yo fuera tan alto que con mi mano pudiera asirme del cielo mismo, esa no sería mi verdadera estatura: la estatura del hombre es el alma.” La altura de una persona no se mide por su elevada estatura, o por su inteligencia sobresaliente, o por las riquezas que posee: se mide por sus cualidades y, al mismo tiempo, por el servicio que con ellas da a Dios y al género humano. Dios mide así a todos los seres humanos, ya sean sus siervos o sus enemigos. — Adaptación. Alfredo Lerín. Ilustraciones.

La verdadera medida del hombre que lo puede hacer grande o fuerte es el poder y el propósito de Dios. El mérito consiste en obedecer los requerimientos de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .