Blog diario

LOS VICIOS

¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.”

1 Corintios 3:16-17

By Pastor Juárez

La palabra «vicio» quiere decir «Hábito de obrar mal. Defecto o exceso que como costumbre tienen algunas personas, o que es común a una colectividad. Gusto especial o demasiada afición a una cosa, que incita a abusar de ella» (Diccionario Enciclopédico Ilustrado Manual Sopena), la Escritura nos dice que el hombre es responsable de sus hábitos malos y también que es capaz de deshacerse de ellos por voluntad propia.

Leamos la siguiente ilustración: En alguna parte oí la siguiente charla entre un eminente cristiano y uno de esos jóvenes indecisos y preguntones que abundan por estos rumbos. —Dígame, pastor, — preguntó el joven — ¿es malo el cigarrillo? — ¿Es usted creyente? — Yo sí; pero todavía fumo cigarrillo. —Oiga esta historia — respondió el pastor—: En la Segunda Guerra Mundial, un aviador salió de su base a fin de atacar en determinado sitio. Ya lejos de la tierra, notó que una rata roía las cuerdas del paracaídas. El aviador en vez de volver a tierra, conocedor como era de la poca resistencia de las ratas a las alturas, elevó su aparato, hasta que las ratas murieron a consecuencia de la elevación. Así pasa con nosotros, amigo mío. Si las ratas del vicio están cortando los hilos de nuestra comunión con Dios, esto implica que volamos bajo, muy bajo, tan bajo que el ambiente es propicio para las actividades del vicio. Pero si volamos a considerable altura, como cosa muy natural, las ratas de los vicios dejarán de perjudicarnos porque estallarán a causa de la altura. Amigo lector, si usted todavía es víctima del vicio, elévese, elévese, hasta que sus vicios pierdan todo su poder. — El Testigo. (Alfredo Lerín 500 ilustraciones)

La OMS dice: El consumo de tabaco es uno de los principales factores de riesgo de varias enfermedades crónicas, como el cáncer y las enfermedades pulmonares y cardiovasculares. Acérquese a Dios y Él le dará el regalo de la salud, cada respiro que usted y yo tomamos es un regalo de Dios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.