Sunday Morning Service

Nuevo Video: El Sermón de la Mañana #53 | Cosechando



Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala.”                                            

Eclesiastés 12:14

Notas de sermón:

Parece que todo lo que uno siembra, también eso va a cosechar. No está en lo que piensa el hombre, sino en lo que la palabra de Dios dice. Hay una ley que establece que todas las acciones que una persona realice en la vida –ya sean buenas o malas -, determinará los resultados que se van a obtener. Lo que esta frase nos quiere decir es que las personas que actúan bien, le ira bien en la vida; mientras que los que actúan mal, terminaran recibiendo lo mismo.

La expresión usted cosecha lo que siembra es muy probable que se esté refiriendo directamente a uno de los dos versículos en el nuevo testamento. Uno de ellos es 2 Corintios 9:6, “El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará”. El otro es Gálatas 6:7, “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará” Toda obra nuestra será juzgada por Dios, el juicio se hará sobra las cosas públicas y las privadas. Cristo extendió el juicio aun hasta las palabras que hablamos: “Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Mateo 12: 36,37.

I.                    JUICIO A LOS ANGELES QUE PECARON

Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio; 2 Pedro 2: 4 Usted es libre de hacer o dejar de hacer, de pensar o no pensar, de decir o callar, etc. No le puede echar la culpa a los demás de lo que le sucede. Usted es libre de sus actos, pero no de sus consecuencias. Cada uno recoge lo que siembra. Por tanto, quien siembra vientos, cosechará tempestades. Sencillamente por esta razón, es necesario que reconozcamos lo negativo para dejarlo a un lado. Pedro no nos menciona el pecado por el cual fueron enjuiciados, pero suponemos que fue la rebelión de Luzbel (Satanás) cuando cayó Isaías 14:12-17

12 !!Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones.

13 Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte;

14 sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo.

15 Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo.

16 Se inclinarán hacia ti los que te vean, te contemplarán, diciendo: ¿Es éste aquel varón que hacía temblar la tierra, que trastornaba los reinos;

17 que puso el mundo como un desierto, que asoló sus ciudades, que a sus presos nunca abrió la cárcel?

II.                 JUICIO SOBRE EL MUNDO EN LOS DIAS DE NOE

y si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero   de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos; 2 Pedro 2:5 Reina-Valera 1960

La maldad de los hombres era mucha recibiendo lo que merecían. Todo designio de los pensamientos del corazón era de continuo solamente el mal. En la actualidad estamos viviendo una época de violencia y maldad generalizada, que es el producto de la continua inclinación humana a rechazar a Dios. Vivimos en un mundo lleno de personas que han perdido toda noción de moral y que no cambian su comportamiento. Noé es llamado “pregonero de justicia” en 2da Pedro 2:5. Parte de su misión consistió en denunciar el pecado de esa generación y advertirles sobre el juicio de Dios. Ellos pudieron haberlo evitado si se hubieran arrepentido, pero al final solo Noé, su esposa y sus tres hijos con sus esposas se salvaron, lo mismo ocurrirá a la humanidad de hoy les espera un juicio por sus hechos, están sembrando corrupción y el juicio que viene es severo, Pedro menciona que únicamente se salvaron ocho personas, de toda la población que había en el mundo. Dios nos está dando (al mundo) la oportunidad de arrepentirnos, cambiar y reconocerlo como Creador. 

III.               RESERVA A LOS INJUSTOS PARA EL DIA DEL JUICIO.

Jesús nos dice que para el tiempo del fin saldrán los ángeles a apartar a los malos de entre los justos con el fin de echar al castigo eterno a los malos. La Palabra de Dios es clara al enseñarnos que antes que venga el día de castigo para este mundo su iglesia será apartada: “Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra”, (Apocalipsis 3:10)

Lo mejor que usted puede hacer ahora es convertirse de corazón a Dios, creer en Cristo para escapar de este terrible juicio que viene porque todos los que hemos creído en Cristo tenemos la esperanza de que cuando el día del Señor venga, nos apartará de estos terribles castigos, pero aquellos que nunca creyeron en Cristo como Salvador serán arrojados al fuego del castigo. Esta rendición de cuentas, no es la llave para nuestra eternidad en el cielo (esto ya fue resuelto cuando aceptamos a Cristo como Señor y Salvador), pero seremos recompensados por la manera en que conducimos nuestra vida. Lo que hemos sembrado eso cosecharemos. la Justicia de Dios: Hace que cosechemos lo que hemos sembrado, Él advierte que en el futuro cosecharemos lo que estemos sembrando ahora pero al mismo tiempo, se muestra la grandeza de su misericordia por medio de la obra de Jesucristo.

Por tanto, creamos en sus promesas porque solamente Jesús puede otorgarnos el don de la vida eterna y ayudarnos a escapar del infierno: “De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, más ha pasado de muerte a vida”, (Juan 5:24). Aquél que hace injusticia, recibirá la injusticia que hiciere, porque no hay acepción de personas (Colosenses 3:25)

Si has hecho obras para bien, la semilla de bien crecerá y Dios te dará más

Si has hecho obras en las que no hay bien, tu falta de frutos crecerá y aumentará,

Porque al que tiene, se le dará; y al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Marcos 4:25  Si bien todos cometemos errores y terminamos cosechando lo que sembramos, pero Dios nos perdonará si nos arrepentimos, hoy es el día para que entregues tu vida a Cristo y Él te dará la Salvación de tu alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .