Uncategorized

SALVACION

By pastor Juárez

Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

Hechos 2:21

El siguiente relato nos hace pensar que, porque alguien entregue su vida por otro, no garantiza que le salvará. “Mi amigo no ha regresado del campo de batalla, señor. Solicito permiso para ir a buscarlo”, dijo un soldado a su teniente. “Permiso denegado”, replicó el oficial. “No quiero que arriesgue usted su vida por un hombre que probablemente ha muerto”. El soldado haciendo caso omiso de la prohibición, salió, y una hora más tarde regresó mortalmente herido, transportando el cadáver de su amigo. El oficial estaba furioso: “Ya le dije yo que había muerto!!!!” Dígame ¿Merecía la pena ir allá para traer un cadáver?” Y el soldado, moribundo, respondió: “Claro que sí, señor! Cuando lo encontré, todavía estaba vivo y pudo decirme: ¡Estaba seguro que vendrías!”.

Solamente la muerte de Cristo puede salvarte. Es el acto de Dios quien, por su gracia, libera a los hombres de la ira que merecen, del yugo del pecado de satanás y de la muerte. Basta que le invoques, llámalo con fe y confianza para que la salvación llegue a ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .