Uncategorized

Un Sermón Corto #3 – El Manantial de la Redencion



Notas de sermón:

En aquel tiempo habrá manantial abierto para la casa de David y para los moradores de Jerusalén, para el pecado y la inmundicia

Zacarías 13:1

Introducción: Este sermón es tomado de Manantiales del predicador Volumen V, del Reverendo Vessie D. Hargrave. me gustó el bosquejo y lo adaptaré para nuestra reunión de esta mañana.

Nuestros corazones tienen muchos motivos para llenarse de preocupación y de miedo, por todas las cosas que están pasando en el mundo a causa del coronavirus.

La palabra Virus presenta un origen latino, que significa “veneno” o “alguna sustancia nociva”. Son seres que pertenecen a lo vivo y a lo no vivo. Hay que reconocer que los efectos y la mortalidad de este virus son reales, no podemos negar los peligros que hay, es veneno, pero el poder de Dios también es real y está disponible para todos aquellos que le creen. Es tiempo de reflexionar acerca de nuestra relación con Dios, mis pecados me alejan de Dios.  En nuestro texto de ahora y en la gracia maravillosa de Dios, Él abrirá una fuente para la limpieza del pecado. Dios en su misericordia proporciona un medio para tratar con el hombre su mayor problema “Porque la paga del pecado es muerte,” pero Dios pagó el castigo para que Él libremente pudiera absolver al pecador. Dios abrió la fuente que limpia el pecado y la maldad. Esa fuente no sólo se ocupa de nuestros pecados pasados y culpa, sino que también se ofrece para nuestra santificación. Él continuamente nos limpia de nuestros pecados. El Señor nuestra Justicia prepara la fuente. Nunca es un estanque de agua estancada, sino una fuente de agua que está siempre fresca, abundante agua espiritual de fácil acceso y fluido. La fuente sustitutiva llena con la sangre del Cordero de Dios se ha abierto y ahora es la limpieza de todos los que quieran venir a Él (Hebreos 9:7-15)..

I.                    Un manantial sin Igual.

  1. Un manantial abierto significa la limpieza del pecado y la unión con el agua y la sangre de Cristo. Borrando las manchas y las inmundicias. (Juan 19:34). 34 Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua.

Habrá un suministro eterno de perdón, de misericordia y del poder limpiador de Dios.  El agua en la Sagrada Escritura significa dicha y seguridad (Ez. 47:1). El israelita se dirige a Dios como a la fuente de agua viva (Jer. 17:13), en cuya cercanía el piadoso puede vivir (Sal. 1:3; Jer. 17:8); también Jesús se llama a sí mismo agua viva (Jn. 4:10, 13 s); quien cree en Él, se convertirá asimismo en fuente de vida (Jn. 7:37 s). El agua es un símbolo de limpieza espiritual, pero nunca puede regenerar por sí sola. por qué es tan eficaz lavarse las manos a la hora de prevenir el contagio de esta enfermedad provocada por el coronavirus según la OMS. es lavarse las manos a menudo con agua y jabón, lo que además mata el virus si ya está en las manos. El agua siempre ha sido una maravilla para la humanidad, Es por esto que se necesita realizar una conversión interna y espiritual para apreciar el gran valor del agua, El agua está estrechamente vinculada al origen de la existencia, al paso de la vida y la muerte,pues es considerada fuente de la vida, ya que toda vida sale de ella.

“De acuerdo con el versículo, esta provisión es inagotable. Hay un manantial abierto; no una cisterna ni una reserva, sino un manantial. Un manantial continúa brotando, y esta tan lleno después de cincuenta años que cuando comenzó; y así la provisión y la misericordia de Dios por el perdón y la justificación de nuestras almas continuamente fluye y se desborda.” (Spurgeon)

 “Los medios por los cuales el pecado y la pecaminosidad pueden ser quitadas son en este momento accesible a los hijos de los hombres. La expiación no es un manantial escondida o guardada, y cerrada y tras rejas, atornillada, es un manantial abierto.” (Spurgeon)

II            Un manantial Inagotable.

  1. Que nunca se seca.( Ap. 5:14).  Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por los siglos de los siglos. Los ancianos en absoluta humillación adoran al cordero y reconocen al que vive por los siglos de los siglos .
  2. Manantial que redime a todo sediento. (Ap.5:9)

  1. y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación.
  2. La palabra hebrea para “un manantial” significa = un lugar cavado

  1. hablando espiritualmente, es una manera del perdón que se suministra solo en la obra de Jesucristo en la cruz.
  2. Es un lugar que fue cerrado y debe ser abierto por medio de cavarlo.
  3. La implicación en esta frase es que este manantial anteriormente estaba cerrada a los judíos. No fue cerrado por Dios, pero por causa del rechazo a Cristo; por los judíos en la primera venida.

·         En el tabernáculo del Antiguo Testamento había una fuente de bronce que era utilizado por los sacerdotes para lavar en una parte de la ceremonia.

·         Para lavar ceremonialmente y exteriormente era una indicación de la necesidad para lavar internamente o espiritualmente del pecado.

·         La fuente de bronce en el tabernáculo representaba a Jesucristo y el perdón del pecado.

  1. esos pecados no fueron quitados por la sangre de los animales. (Heb 9:12)
  2. Solamente sus pecados estaban cubiertos por la sangre de los animales y esperaban el día de la crucifixión de Jesucristo que quitaría los pecados para siempre.
  3. Sin embargo, los judíos no aprovechaban del perdón de Dios por medio de la primera venida de Jesucristo. En lugar rechazaban a Jesucristo y su perdón.

                          III         Un manantial de gran bendición.

El pecado y la impureza serán erradicados por un manantial que brotará de la casa de David, de la descendencia del mismo rey David, para limpiar la ciudad de Jerusalén a fin de presentársela a Dios como una esposa sin manchas ni arrugas

  1. Nos limpia del pecado. (Ap. 1:5)    y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre. “Al que nos amó, y nos ha lavado (tiempo aoristo) de nuestros pecados con su sangre” (v. 5b). El uso del tiempo aoristo enfatiza que la acción de Jesús – lavarnos de nuestros pecados – está completa. Jesús lo ha hecho una vez y para siempre. Sin embargo, este versículo también enfatiza que el amor que Jesús tiene por nosotros es constante – nunca cesa.
  2. Que santifica a la iglesia. (Efesios 5:25-26) 25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, 26 para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra.

Nuestro Señor Jesucristo es nuestro ejemplo, con qué propósito: con ser santos y aceptos a Dios. Esto significa traer bendición y gloria a Cristo. El sacrificó todo por nosotros.

  1. Que sacia la sed de una vez por todas. (Juan 4:14)

14 más el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.  En el comienzo de Su ministerio terrenal, el Salvador y Sus discípulos pasaron por Samaria, mientras viajaban desde Judea a Galilea. Cansados, con hambre y sed, debido a la jornada, se detuvieron en el pozo de Jacob, en la ciudad de Sicar. Mientras los discípulos iban en busca de comida, el Salvador se quedó cerca del pozo; al ver a una samaritana que había ido a sacar agua, le pidió de beber. “… ¿Cómo tu, siendo judío, me pides a mi de beber, que soy mujer samaritana? …” (Juan 4:9). Y con paciencia y sabiduría le contestó a la mujer dejando enseñanzas profundas :… “… Si conocieras el don de Dios, y quien es el que te dice: Dame de beber; tu le pedirías, y el té daría agua viva” Juan 4:10).  Y ella preguntó de dónde tienes agua viva. El le declaró ser la fuente de agua viva  “… Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed;

“más el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna” (Juan 4:13-14). “A través de la historia, el hombre ha buscado siempre el camino más fácil. Algunos han dedicado su vida a la búsqueda de la ‘fuente de la juventud’, un agua milagrosa que les brindaría vida eterna. Hoy día. muchos continúan buscando … alguna fuente mágica que les traiga el éxito, la satisfacción y la felicidad. Pero la mayor parte de su búsqueda es en vano … Únicamente esta ‘agua viviente’, el Evangelio de Jesucristo, puede brindar una vida feliz, de éxito y eterna a los hijos de los hombres. (Robert L. Simpson). (“Conference Report”, octubre de 1968, pág. 96). 

Conclusión: La sangre de Cristo es nuestro manantial de vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .