Blog diario

ENVIDIA

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece.”

1 Corintios 13:4

By Pastor Juárez

Cuando la envidia se da y se le permite vivir y crecer en nuestros corazones trae consigo terribles consecuencias. Según el diccionario, la envidia es simplemente el pesar que se siente por el bien ajeno.

El predicador Moody nos narra la siguiente ilustración: Había dos águilas. Una de ellas podía volar más alto que su compañera, y a ésta no le gustaba nada. Entonces la menos capaz habló un día con un tirador y le pidió que volteara a su rival. El tirador le dijo que lo haría si tuviese plumas adecuadas para sus flechas. Entonces el águila arrancó dos plumas de sus alas y se las entregó. El cazador disparó sus flechas, pero ellas no alcanzaron al águila, que volaba demasiado alto. La compañera envidiosa siguió arrancándose las plumas hasta que al fin se sacó tantas que no pudo volar, y el cazador la mató.

Mi amigo, si sufre de envidia, la única persona a la cual hará daño es a si mismo. Pídale a Dios en oración que su deseo es vivir sin envidia en su corazón. La envidia es peligrosa porque es producto de la carne y nos puede impedir la entrada al Reino de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .