Blog diario

AGRADANDO A DIOS

“Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.”

Gálatas 1:10

By pastor Juárez

No siempre vamos a recibir la aprobación de todos, no hay forma humana posible de poder agradar a todas las personas. Cuando vemos la personalidad de Jesús vemos que muchos pensaban mal de Él. Pero lo más importante fue que su Padre Celestial le aprobaba y también lo que hacía, y eso era lo que importaba.

Como cristianos, debemos trabajar por complacer a la persona de una manera equilibrada cuya aprobación realmente importa, independientemente de si encontramos o no el favor de los demás. No podemos agradar a Dios y a los hombres al mismo tiempo. El apóstol no podía complacer tanto a los hombres como a Dios; así, eligió agradar a Dios. Hay una tendencia en el hombre de complacer a los demás, especialmente a los amigos, para ganar su aprobación. Esto se debe a que la autoestima se basa en gran medida en la aprobación que uno recibe de los demás. Cualquiera que quiera la vida eterna sólo necesita preocuparse por agradar a Dios y tener su aprobación. Si alguien se esfuerza por agradar a Dios no siempre puede complacer a quienes están en el mundo.

Trate de agradar a Dios y que Él se encargue de las personas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .