Blog diario

LA LEY Y LA GRACIA

Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda; más al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia.”

Romanos 4:4-5

By pastor Juárez

La Ley y La Gracia son dos formas opuestas con las que Dios se relaciona con el hombre. Nuestro texto nos aclara, en La Ley el hombre recibe lo que se gana y bajo la gracia se le libra de lo que se merece y recibe riquezas. La Ley es un pacto con condiciones; sino cumples alguno de los mandamientos demuestra que eres un pecador ya que ningún pecador es capaz de obedecerlos.

La gracia es un pacto sin condiciones. Dios dice: “Os bendeciré de pura gracia.”. En la Ley tenemos que hacer, mientras que en La Gracia tenemos que creer. La gracia de Dios nos transforma (2 Corintios 5:17), no a una vida sin ley, sino a una vida verdadera experimentada al vivir en obediencia a Él (Juan 15: 1–11). Obedecer la ley no puede salvarnos (Romanos 3:20; Tito 3: 5). Solo podemos ser salvos por gracia (Efesios 2: 8–9) Como seres humanos pensamos salir adelante por nuestros propios esfuerzos y tomando nuestras propias decisiones. Pero la vida se encarga de demostrarnos que es en Dios, y solamente en Él donde cumplimos la Ley y La Gracia y nuestro bienestar y seguridad.

Ponga toda su confianza en Dios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.