Sunday Morning Service

El Sermón de la Mañana #105 | Jesus, Viene Con Las Nubes



He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él Sí, amén”.

Apocalipsis 1:7

Pastor Juarez

Notas de sermón:                                 

¿Quién es este Ser que vendrá “con las nubes? La respuesta: Jesucristo. Mateo 24:30. “Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.” Jesucristo se identifica a sí mismo como el que vendrá “sobre las nubes del cielo”. Adicionalmente, notamos que la cláusula “…entonces lamentarán todas las tribus de la tierra…” es paralela con “…y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él” en Apocalipsis 1:7 Juan es el único evangelista que registra la perforación de Cristo. Esta alusión identifica al autor del Apocalipsis. La realidad de la humanidad y muerte de Cristo es probada por Su traspaso: el agua y la sangre de Su costado eran el antitipo de las aguas levíticas de limpieza y ofrendas de sangre. el agua sostiene la vida y limpia. Su sangre debe ser rociada (Levíticos 1:5). El “sin mancha” se convierte en el “sin vida”. La sangre, que significa vida, debe aplicarse tanto al altar como al corazón. La sangre rociada salvó al primogénito en Egipto (Éxodo 12). La sangre de aspersión todavía habla (Hebreos 12:24).

I.                    ¡NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO VIENE PRONTO!

Para cuando Nuestro Señor Jesucristo regrese deben ocurrir ciertas cosas

Apocalipsis, habla acerca de un desplome sin precedentes de la economía mundial. En el capítulo 13 se habla acerca de la marca de la bestia el 666 en el cual se señala que nadie podrá comprar o vender a menos que tenga la marca de la bestia.

A la misma vez, menciona la guerra final de la historia humana, la gran batalla del Armagedón, la guerra que dará fin a todas las guerras. Esfuerzos para la paz

Otra señal de los fines de los siglos es el gran aumento de conferencias de paz. Pero los esfuerzos para la paz han fallado y continuarán fallando hasta que Jesús venga. Él es el Príncipe de Paz, y no habrá paz en el mundo hasta que Él esté reinando. El espiritismo, hechicería

El interés popular actual en horóscopos, adivinos, brujería y espiritismo es otra señal de que estamos viviendo en el tiempo del fin.

La Biblia dice: Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios (1 Timoteo 4:1). El apóstol Pablo también nos describe la corrupción moral de nuestro tiempo en 2 Timoteo 3: 1-5 También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. 2 Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, 3 sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, 4 traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, 5 que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a estos evita.

Apocalipsis también describe desastres naturales que son comparados en intensidad solamente con el diluvio universal que aconteció en la época de Noé.  Prácticamente, en el diluvio de Noé; Dios derramó su ira sobre una tierra que estaba maldita por causa del pecado. Apocalipsis habla de intrigas y conspiraciones políticas que conducirán a la llegada del anticristo un gobernante mundial y el más malvado y poderoso dictador que el mundo haya conocido jamás.

Finalmente, lo más preocupante y terrible para la humanidad sin Cristo; es que describe la inauguración del lago de fuego, el lugar donde irán todos los que fueron juzgados y sentenciados en el juicio final.

¿Sabe alguien el tiempo exacto de la venida del Señor? …..No.

El Señor Jesús dijo, «Empero de aquel día y de la hora, nadie sabe». Es obvio que no sabemos exactamente cuándo viene el Señor, eso implica que debemos estar listos en todo momento para Su venida. Los que han creído en Cristo Jesús deben observar este tipo de cosas o señales y tomar la actitud correcta, la cual es estar siempre en espera de la venida del Señor Jesucristo. Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el reino de Dios (Lucas 21:31). En un momento, «en un abrir de ojos», cada creyente será arrebatado para ir al encuentro del Señor. Para el que no ha creído en Cristo es importante que conozca que si se arrepiente hay gozo en el cielo por su vida (Lucas 15: 4-7)Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla? 5 Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso; 6 y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido. 7 Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.

y otra situación importante es que si muere sin aceptar al Señor como su salvador en el mismo infierno se sorprenderán de verle llegar, porque tuvo todas las oportunidades para hacerlo, se le predicó el evangelio muchas veces, asistió muchas veces a la iglesia y nunca lo quiso recibir. (Isaías 14:9-10) 9 El Seol abajo se espantó de ti; despertó muertos que en tu venida saliesen a recibirte, hizo levantar de sus sillas a todos los príncipes de la tierra, a todos los reyes de las naciones. 10 Todos ellos darán voces, y te dirán: ¿Tú también te debilitaste como nosotros, y llegaste a ser como nosotros?

Nuestra vida como creyente debe ser ejemplar, la escritura dice irreprensible (1 TESALONICENSES 5:23) 23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

 Que nuestro interior se encuentre limpio, porque nada inmundo entrará en el reino de los cielos. Dios ve nuestro interior. No tenemos que ser cristianos carnales, no volvamos nuestra vida atrás, aunque Cristo tarde en volver.

II.                  TODOS VERÁN LA VENIDA DE NUESTRO SEÑOR.

Él será visto por toda clase de hombres: todo ojo le verá: el de la ciudad y el campesino, los más ilustrados y los más ignorantes. Los que antes estaban ciegos le verán cuando venga. Algunos piensan que esta señal es un relámpago, otros piensan que será la shekina (En el Antiguo Testamento, Dios se manifestaba a menudo en una forma de un brillo esplendoroso, en luz brillante, llamada la Shekina o la nube de gloria) la nube brillante de la gloria de Dios. Este evento será percibido por todos los seres humanos que estén vivos en ese momento en el planeta tierra. La reacción de la humanidad incrédula será el llanto, porque será muy obvio que aquel que siempre rechazaron está viniendo en toda su gloria. Será un llanto de terror ante el terrible juicio que les espera por haber ofendido al Hijo de Dios, quien aparecerá viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Es obvio entonces que la segunda venida de Cristo va a ser un evento que no puede ser ignorado por nadie en el mundo. Todos los habitantes de la tierra lo verán. Se cumplirá entonces la infalible palabra de Dios cuando dice que todo ojo le verá. Este evento está muy próximo a ocurrir. Por supuesto que antes del mismo, la iglesia será arrebatada, vendrán los siete años de tribulación, y entonces vendrá Jesucristo por segunda vez.

Con esto concuerda otro pasaje bíblico sobre la segunda venida de Cristo. Lo que tenemos en Hechos 1:9-11 donde dice: “Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos. Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo” La segunda venida de Cristo va a ser totalmente visible. Cuando este texto habla de que Jesús viene con las nubes, se está haciendo referencia a un pasaje bíblico adicional sobre la segunda venida de Cristo, que se encuentra en Daniel 7:13 donde dice: “Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él.” Note que las nubes con las que viene Jesús en su segunda venida no son nubes ordinarias sino nubes del cielo, o nubes celestiales o nubes de gloria.

III.                SU VENIDA CAUSARÁ GRAN AFLICCIÓN.

Pablo enseñó: «El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios» (1 Tesalonicenses 4:16). El autor de Hebreos escribió que Cristo «aparecerá por segunda vez, ya no para cargar con pecado alguno, sino para traer salvación a quienes lo esperan» (Hebreos 9:28). 28 así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.  Santiago escribió: «la venida’ del Señor, que ya se acerca» (Santiago 5:8). 8 Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca. 

Pedro dijo: «Pero el día del Señor vendrá como un ladrón» (2ª Pedro 3: 10). Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.

Juan escribió: «cuando Cristo venga seremos semejantes a él» (1ª Juan 3: 2). Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.

Y el libro de Apocalipsis hace frecuentes referencias al regreso de Cristo, y termina con la promesa» «Sí, vengo pronto», y Juan responde: «Amén. ¡Ven, Señor Jesús!» (Apocalipsis 22:20). El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús. no necesitamos tener miedo del juicio, porque en él se hará justicia a los creyentes en Cristo, concediéndoles el reino (Daniel 7:22). 22 hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a los santos del Altísimo; y llegó el tiempo, y los santos recibieron el reino.

De hecho, en el juicio, quien está verdaderamente en Cristo, “no vendrá a condenación”, sino solo los que estén desprovistos de la justicia del Señor (Juan 5:24; De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida. Mateo 22:11-14 Y entró el rey para ver a los convidados, y vio allí a un hombre que no estaba vestido de boda. 12 Y le dijo: Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda? Mas él enmudeció. 13 Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. 14 Porque muchos son llamados, y pocos escogidos.

La razón es que tanto como pecado, muerte y juicio son realidades universales, “así es también Cristo”, Él se ofreció “una sola vez para llevar los pecados de muchos”. En relación a los seres humanos, y los que mueren es porque todos pecaron (Romanos 3:23), pues “la paga del pecado es muerte” (6:23; 5:12)

La segunda venida es relatada con grandes detalles en Apocalipsis 19:11-16, “Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Sus ojos eran como llama de fuego, y había en Su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino Él mismo. Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y Su nombre es; EL VERBO DE DIOS. Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. De Su boca sale una espada aguda para herir con ella a las naciones, y Él las regirá con vara de hierro; y Él pisa el lagar del vino del furor de la ira del Dios Todopoderoso. Y en su vestidura y en Su muslo tiene escrito este nombre; REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES”. Así como el juicio debería ocurrir después de la muerte, la segunda venida de Cristo ocurrirá después del juicio. Su venida es tan segura como su muerte. Será la culminación del proceso de la redención en favor de sus siervos que murieron, y de los que lo esperan para salvación. ¡La venida de nuestro amado Señor y Salvador Jesucristo será el gran clímax de la historia!

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.