Sunday Morning Service

El Sermón de la Mañana #117 | Estoy Solo



10 Y los príncipes de Judá oyeron estas cosas, y subieron de la casa del rey a la casa de Jehová, y se sentaron en la entrada de la puerta nueva de la casa de Jehová. 11 Entonces hablaron los sacerdotes y los profetas a los príncipes y a todo el pueblo, diciendo: En pena de muerte ha incurrido este hombre; porque profetizó contra esta ciudad, como vosotros habéis oído con vuestros oídos. 12 Y habló Jeremías a todos los príncipes y a todo el pueblo, diciendo: Jehová me envió a profetizar contra esta casa y contra esta ciudad, todas las palabras que habéis oído. 13 Mejorad ahora vuestros caminos y vuestras obras, y oíd la voz de Jehová vuestro Dios, y se arrepentirá Jehová del mal que ha hablado contra vosotros. 14 En lo que a mí toca, he aquí estoy en vuestras manos; haced de mí como mejor y más recto os parezca. 15 Mas sabed de cierto que si me matáis, sangre inocente echaréis sobre vosotros, y sobre esta ciudad y sobre sus moradores; porque en verdad Jehová me envió a vosotros para que dijese todas estas palabras en vuestros oídos. 16 Y dijeron los príncipes y todo el pueblo a los sacerdotes y profetas: No ha incurrido este hombre en pena de muerte, porque en nombre de Jehová nuestro Dios nos ha hablado. 17 Entonces se levantaron algunos de los ancianos de la tierra y hablaron a toda la reunión del pueblo, diciendo: 18 Miqueas de Moreset profetizó en tiempo de Ezequías rey de Judá, y habló a todo el pueblo de Judá, diciendo: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Sion será arada como campo, y Jerusalén vendrá a ser montones de ruinas, y el monte de la casa como cumbres de bosque. 19 ¿Acaso lo mataron Ezequías rey de Judá y todo Judá? ¿No temió a Jehová, y oró en presencia de Jehová, y Jehová se arrepintió del mal que había hablado contra ellos? ¿Haremos, pues, nosotros tan gran mal contra nuestras almas?»

Jeremías 26:10-19

Pastor Juarez

Notas de sermón:                                 

¿Haremos, pues, nosotros tan gran mal contra nuestras almas?

Es autor del Libro de Jeremías. Se le atribuye a él la autoría de los libros de los Reyes y del Libro de las Lamentaciones.​La labor de Jeremías el profeta fue llamar al arrepentimiento al reino de Judá y, principalmente, a los reyes Josías, Joacim (también llamado Joaquim), Joaquín​ y Sedecías (también llamado Sedequías), debido al castigo impuesto por Dios de que serían conquistados por los caldeos si no volvían su corazón hacia Dios. Su vida, como profeta, se caracterizó por soportar con una inquebrantable entereza los múltiples apremios y acusaciones que sufrió a manos de estos reyes y de los principales de Israel, desde azotes hasta ser abandonado en estanques o arrojado a las mazmorras. La mayoría de sus profecías fueron escritas en rollos por el escriba Baruc, hijo de Nerías quien le acompañó en una buena parte de su misión.

Como el propio Jeremías declara fue llamado por el Señor durante el reinado de Josías. Josías es el último gran rey de Judá, durante su reinado las fronteras del reino se extienden y el culto del Señor es restablecido. Su época es conocida como una época de restauración. Pero esa época de esplendor se ve truncada de forma trágica por la muerte del rey, cuando este sale al encuentro de las tropas egipcias. De alguna manera la muerte del rey marcará el comienzo del fin para el reino de Judá. A partir de ese momento este entra en una época de inestabilidad que finalizará con la destrucción del Templo y de la ciudad de Jerusalén que irá acompañada de la deportación de parte de la población a Babilonia en tiempos del rey Sedecías. El mensaje que Jeremías tiene que transmitir de parte del Señor no es un mensaje fácil. Se trata de un mensaje de amonestación y, como consecuencia de ello, se trata de un mensaje impopular. Jeremías se dirige a sus conciudadanos para recordarles que han obrado y obran mal, que se han alejado de Dios. Jeremías tiene que dirigirse como dice el Señor a un pueblo que “[…] tiene ojos y no ve, tiene oídos y no oye.” Jeremías 5:21 No obstante, su mensaje era como si le hablara a una pared. Nadie le hacía caso. Todos lo rechazaban como si se tratara de un personaje molesto. Algunos, como los hombres de Anatot, lo amenazaron con algo más que rechazarlo (con aplastarlo) si no dejaba de hablar. Todos sus amigos se habían marchado. No había quedado nadie para que le explicara la actitud aparentemente insensible de Dios, excepto Dios mismo. Jeremías confundido por lo que estaba pasando acudió a Dios y le pidió una explicación: 15 Tú lo sabes, oh Jehová; acuérdate de mí, y visítame, y véngame de mis enemigos. No me reproches en la prolongación de tu enojo; sabes que por amor de ti sufro afrenta. 16 Fueron halladas tus palabras, y yo las comí; y tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón; porque tu nombre se invocó sobre mí, oh Jehová Dios de los ejércitos. 17 No me senté en compañía de burladores, ni me engreí a causa de tu profecía; me senté solo, porque me llenaste de indignación. 18 ¿Por qué fue perpetuo mi dolor, y mi herida desahuciada no admitió curación? ¿Serás para mí como cosa ilusoria, como aguas que no son estables? Jeremías 15:15-18

Dios llamó a Jeremías a su ministerio profético alrededor de un año después de que el rey Josías comenzara a guiar a la nación a una gran reforma debido a la idolatría generalizada promovida por su padre, Amón, y su abuelo, Manasés (2 Reyes 21:10, 20). Aproximadamente un siglo antes, el rey Ezequías había impulsado reformas religiosas en Judá (2 Reyes 18:4), pero su hijo Manasés promovió la vil práctica del sacrificio de niños y la adoración a la “reina del cielo” (Jeremías 7:18; 44:19). Esto continuó en el tiempo de Jeremías (Jeremías 7:31; 19:5; 32:35). Dios nos ama y quiere darnos una oportunidad, no la rechacemos. Dios quiere que comprendamos la importancia de dejar nuestro mal Camino para seguirlo a Él. Dejemos de justificar las malas acciones que hacemos (porque todo el mundo lo hace); si no nos arrepentimos, seremos destruidos; pero si nos volvemos hacia Dios, Él nos bendecirá. Los hombres pueden caer en una falsa seguridad. Esta supuesta seguridad se fundamenta en lo que creen ser o en lo que tienen. Unos se creen sabios, otros fuertes u otros ricos. Pero en el fondo todos ellos han errado al no fundamentar su éxito en el Señor. A pesar de los aparentes triunfos de muchos que se declaran o comportan como enemigos de Dios, su mayor fracaso, si no se arrepienten, consistirá en no comprender ni alcanzar jamás lo que es la verdadera felicidad. No hay error más grande comparable que desconocer a Dios, a vivir de espaldas a Él, a aferrarnos de la propia vida en el error y en el mal. Un día, el famoso misionero Billy Graham, fue a un show en el momento cuando la conocida actriz Marilyn Monroe actuaba. Se le acercó y le dijo que su objetivo, era predicarle sobre el mensaje de la salvación. Ella contestó que no necesitaba a Jesús. Lo triste fue que una semana después, la encontraron muerta en su apartamento. Hasta el día de hoy, no se sabe quién la asesinó o si ella se suicidio. En este mundo enfermo de ateísmo o indiferente a Dios, vemos cómo en esas naciones de origen protestante se ha generalizado la corrupción. Un pensamiento de Dostoievski en uno de sus personajes, «si Dios no existe todo está permitido». Francisco Prieto, (Mexicano) autor de “La construcción del Infierno”.  Tancredo Neves fue un candidato brasileño durante la campaña presidencial para 1985, él dijo: «Sí consiguiera más de 500 mil votos de mi fiesta, ni Dios podría impedir que sea presidente». Efectivamente él consiguió los votos, pero un día antes de ser presidente se enfermó y murió. También llamado cazuza, fue un compositor brasileño bisexual, cantante y poeta, durante una presentación en Río de Janeiro, mientras fumaba su cigarro, exhaló el humo y dijo: «Dios, esto es para ti». Días después le dio sida y murió de una manera horrible a la edad de 32 años. De entre todos los personajes de la Biblia Lot es sin lugar a duda alguien que actuó en desobediencia a Dios porque sabía cómo debía comportarse, más no lo hizo. El por qué es entendible ya que veía los grandes logros que podía alcanzar en Sodoma y Gomorra y nos los desaprovecharía. Un día Dios quiso destruir esta ciudad a causa de su maldad, Abraham le pidió por ello a Dios que salvara a su sobrino y así lo hizo, pues envió dos ángeles a sacarlo de su casa, claro que ellos no llegaron como ángeles sino como hombres y muy bellos. En casa de Lot le advirtieron a él y a toda su familia, en tanto, los hombres el pueblo se enamoraron de la belleza de los ángeles y querían violarlos. No pudieron, pues los ángeles los cegaron a todos. Lot escapó con sus dos hijas y esposa, pero a esta voltear a ver a las ciudades se convirtió en estatua de sal. Saúl fue escogido rey por Dios para que gobernara a su pueblo con justicia, sin embargo, este actuó en desobediencia cuando Dios le ordenó exterminar completamente con todo y pertenencias a sus enemigos los filisteos. Ni todos sus logros anteriores evitaron que Dios no lo abandonara y lo entregara a un demonio que lo atormentaba día y noche, pero solo cesaba de hacerlo cuando David le tocaba música con su arpa. El colmo de su desobediencia llegó cuando consultó a una adivina e hizo el sacrifico a Dios por sí mismo en su desespero, y no aguardo la llegada del profeta.

Debemos tener cuidado con lo que hablamos, porque si perdemos la protección de Dios, igual que las personas mencionadas, podemos sufrir las consecuencias y muerte.

El deseo del corazón de Dios, es que nosotros podamos servirle, como sacerdotes santos de su Palabra y revestidos de su Unción y su Poder. El servicio a Dios no es más que prestar nuestro tiempo, nuestro ingenio, aplicar nuestros dones, y estar dispuestos para que se haga la obra de Dios. Y cuál es la obra más importante de Dios, pues que todas las personas conozcan del mensaje de Salvación, siéndoles testigos hasta en lo último de la tierra. Mateo 28:19-20 Reina-Valera 1960

19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Servirle a Dios, traerá grandes beneficios a nuestra vida, pues Dios nunca se guarda nada para Él. Todo lo que ponga en manos de Dios se multiplicará al ciento por uno hasta que sobreabunde y aquí debe incluirse el tiempo, el amor, y la dedicación que usted da al servicio. El servirle a Dios le convierte en un instrumento en sus manos, y por tanto usted es una pieza que sirve al Dios de poder, el derramará sobre usted toda su gracia con el fin de que pueda servirle con efectividad. Salmo103:2 “Bendice, alma mía, a Jehová, Y no olvides ninguno de sus beneficios”. Él es quien perdona TODAS tus iniquidades.

Él es quién sana TODAS tus dolencias.

Él es quién rescata del hoyo tu vida.

Él es quién te corona de favores y misericordias.

Él es quien sacia de bien tu boca de modo que te rejuvenezcas como el águila. ¡Cuánto bien nos hace recordar todos estos beneficios!

Pongámonos a pensar un momento en ellos, y démosle gracias al Señor por ellos. Josué 1:8 RV1960

Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

Ante las dificultades de la vida seamos capaces de dejarnos llevar por el Señor de la misma manera que Jeremías, que tengamos la convicción de que al lado del Señor no hay nada que temer, que nos arrepintamos de nuestros pecados con la seguridad de que el Señor nos va perdonar, que confiemos en sus promesas y que no tengamos miedo de hablar de aquello en lo que hemos creído. Que el Señor nos ayude a ponernos en sus manos, porque si así lo hacemos nada hemos de temer. La vida al lado de nuestro Señor siempre será bendecida y útil. Hagámonos instrumentos de honra para el Señor y pongamos nuestra vida a disposición de Él en medio de un mundo tan corrupto. Acerquémonos a Dios con sinceridad de corazón y entreguemos nuestra vida a Jesús con toda plenitud de fe en su poder.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.