Blog diario

EL PAN AJENO HACE AL HIJO BUENO

Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor.”

Colosenses 3:20

By Pastor Juárez

Obedecer a los padres es un mandamiento directo de Dios. En nuestra sociedad moderna resulta difícil para los hijos aprender a obedecer y honrar a sus padres, porque en algunas ocasiones los hijos obedecen más a otras personas que a sus propios padres.

Debemos forjar como padres a nuestros hijos a que tomen la obediencia como un valor inalienable en la vida y no como un deber. La obediencia viene de un corazón entregado a Jesús y guiado por el Espíritu Santo a hacer su voluntad. Según el testimonio de los apóstoles, la obediencia es nuestro deber supremo. Juan nos enseña que es una prueba de que conocemos a Dios (1 Juan 2.3–4), La Escritura nos dice que: La obediencia a los padres nos prepara para ser más útiles a Dios y a nuestro prójimo. Dios da su Espíritu Santo “a los que le obedecen” (Hechos 5.32).

Si queremos tener una vida llena de bendiciones tenemos que obedecer la palabra de Dios, cumpliendo con sus mandamientos, y poner en acción sus palabras.

1 comentario en “EL PAN AJENO HACE AL HIJO BUENO”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .